Constitución 1978: nada que celebrar, mucho que recordar

A la vista de donde nos encontramos nadie puede negar que la Constitución de 1978 es la culpable; y su funesta aplicación también. Por eso conviene recordar para que olvidando, que es lo quieren, nos dejemos que nos confundan.

Compartir

Video de 19 minutos recordatorio de cómo fue lo de esta Constitución

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*